Empiece a planear para el Congreso 2014

Con algo menos de 300 días para planear, es hora de empezar a planear para el Congreso 2014 de la FIPA. Por sexta vez, el gremio británico de periodistas agrícolas será el anfitrión del prestigioso Congreso Mundial de la FIPA.

Con el tema Innovations from a Small Island (Innovaciones de una isla pequeña), el evento exhibirá la comida y agricultura británica ante los medios de comunicación mundiales.

Los participantes del congreso visitarán granjas, mercados, distilerías, malterías, bosques, aserraderos, productores de energía renovable y mucho más. Se están elaborando planes para las giras previas y posteriores al congreso a realizarse en Londres y en las Midlands/Gales, respectivamente.

Para obtener más información sobre el Congreso 2014 visite www.ifaj2014.com.

Arreo de oveja por el puente de Londres

Adrian Bell
Gran Bretaña

Londres cuenta con una serie de asociaciones comerciales históricas conocidas como 'Livery Companies' (compañías de librea). Surgidas en la época medieval, estas Companies originariamente eran gremios encargados de la regulación y del control de sus diversos oficios; y aunque algunos oficios hoy ya son historia (los Longbow Makers – fabricantes de arcos largos, Fletchers – fabricantes de flechas, y Tallow Chandlers – fabricantes de velas de sebo, por nombrar sólo algunos – ahora sus Companies existen exclusivamente como organizaciones caritativas), muchas de las 109 Companies aún tienen un papel importante que desempeñar, tanto en sus oficios como también en la educación de principantes en sus industrias.

Para convertirse en un Liveryman (miembro de cierto nivel) de una de estas Companies, primero se tiene que llegar a ser un Freeman (hombre libre) de la ciudad de Londres. El título fue registrado por primera vez en 1237 y marcaba el titular como alguien que no era propiedad de un señor feudal, es decir, es decir, que era 'free' (libre). Esto le proporcionaba al titular una serie de privilegios que, desde la Edad Media, llegó a ser el derecho a comerciar; como miembro de un gremio o de una Livery Company, se tenía permiso de comerciar dentro de la milla cuadrada de la ciudad. Hoy en día, por supuesto, el título es ceremonial, pero todavía hay que pasar por la Freedom Ceremony (ceremonia de libertad), realizada en la corte del chambelán de Guildhall de Londres. El solicitante debe leer la 'Declaration of a Freeman' (declaración de un hombre libre) y firmar en el libro de declaración después de haber prestado un juramento de lealtad a Su Majestad la Reina Elizabeth y haber aceptado 'mantener la paz de la Reina'.

Tradicionalmente se asociaban una serie de privilegios con los derechos de un Freeman. En tiempos medievales fueron muy apreciados: el derecho de llevar una espada desenvainada en público; el derecho, en caso de ser condenado a muerte, a ser colgado con una cuerda de seda; el derecho a eludir una acusación de estar 'embriagado y alterar el orden' al pedir que la policía de la ciudad de Londres te envíe a casa – y el derecho, como comerciante, de poder arrear ovejas por el puente de Londres – que en aquel entonces era el único puente sobre el Támesis – y a la ciudad misma.

Ese último privilegio es el único que aún existe hoy día pero, como es de esperar, no sucede a menudo. Así que la Worshipful Company of Woolmen (compañía de hombres de lana) bajo la direción de su Master (president), Bill Clark, organizó un 'arreo de ovejas' a finales de setiembre. Freemen y Liverymen tendrían la oportunidad de ejercer sus derechos antiguos de arrear ovejas por el puente de Londres. Miembros del gremio británico estaban estrechamente involucrados con la operación: el vicepresidente Howard Venters, como Woolman, participó en la organización, logística y producción del programa de souvenirs a través de su empresa Shepherd Publishing, mientras que el presidente inmediatamente anterior y oficial de comunicaciones de ENAJ Adrian Bell (un Liveryman con la Farmers' Company – compañía de granjeros) ofreció los servicios de su empresa de relaciones públicas Whisper para manejar la publicidad para apoyar el evento.

También había intenciones benéficas detrás del día puesto que el evento fue organizado para recaudar fondos para la campaña para fondos del alcalde de Londres – que apoya una serie de organizaciones benéficas con sede en Londres – y para la propia organización benéfica de los Woolmen, que financia la educación y otras causas relacionadas con lana. Primeros datos sugieren que se recaudaron más de £40.000.

"En el mismo día, el domingo temprano por la mañana, se levantaron barreras para mantener el tráfico moderno de Londres separado de nuestra recreación del tráfico de hace 500 años", explica Adrian. "Vimos más de un par de personas que volteaban la cabeza y miraban de nuevo cuando los conductores, pasajeros de autobuses, peatones y ciclistas se dieron cuenta que realmente se estaba arreando un rebaño de ovejas por un carril de autobús acordonado.

"Y nos complació que la cobertura del evento era excelente, con un espacio en el noticiario de la noche de ITV, varias menciones en BBC Radio 2, reportajes fotográficos en The Times, Independent y Financial Times, y una extensa sindicación a la prensa regional e internacional, incluyendo lugares tan lejanos como China y Canadá.

"Fue un día notable y magnífico para estar participando en una tradición – y para ejercer un privilegio – que se remonta a casi 1000 años", dice él.

"La Livery Company está encantada con el perfil obtenido por medio del evento", añade Howard, "dada la importancia de las Livery Companies dentro de la ciudad, y el papel que desempeña la ciudad en promover el comercio británico en el extranjero.” El comercio lanar vale £ 1250 millones para la economía británica.

Howard y Adrian ambos tuvieron la  oportunidad de ejercer los derechos de un Freeman, mientras que la ayuda para el día (arreo, etc) provino de una colaboración de granjas urbanas, incluyendo las muelles de Surrey, uno de los sitios de la gira previa al Congreso 2014 de la FIPA y afiliado a The Worshipful Company of Farmers.

"Se podría decir que esto fue el primer arreo 'de verdad' durante muchos años", señala Howard, "puesto que las ovejas realmente fueron arreadas como un rebaño, en vez de ser llevadas del cabestro como a menudo fue el caso cuando se llevaron a cabo los 'arreos' anteriores.

"El día fue tan exitoso que ya se está planeando otro evento para el 2014", dice Howard. "De hecho habíamos esperado poder combinarlo con las fechas de la gira previa al Congreso de 2014, que se realiza en Londres entre el 31 de agosto y el 03 de setiembre. ¡Hubiera sido genial si también pudiéramos haber dado pases de prensa para el día a nuestros delegados!"

Las tendencias en el periodismo agrícola – a nivel mundial

Kim Waalderbos
Canadá
Participante del Boot Camp de la FIPA

Los medios sociales encabezaron la lista de las tendencia que están siendo adoptadas por periodistas agrícolas alrededor del mundo. Las tendencias fueron compartidas por unos delegados como parte de los programas de líderes jóvenes de FIPA-Alltech y de la clase magistral.

El periodista irlandés Darren Carty dijo que se “está pidiendo, pero no obligando [a los colegas en su país] a cambiar y adoptar más medios sociales”. Mientras que Carla Wiese-Smith señaló que “nuestro trabajo ha cambiado, pero no se nos pidió que nosotros cambiáramos”. Ella dice que la mayoría de sus colegas australianos, particularmente los periodistas más jóvenes, se vuelven autodidactas y están adquiriendo las herramientas de los medios sociales.

Las discusiones revelaron que los medios sociales han ayudado a periodistas a llegar a un mayor número de lectores y a diversificar el contenido que proporcionan; sin embargo, las herramientas tienen que ser manejadas con cuidado. Wiese-Smith enfatizó que el “poder de los medios sociales no debe subestimarse”, mientras que compartía cómo las exportaciones australianas de carne de vaca fueron suspendidas en menos de 12 horas después de una publicación en línea de una ‘revelación’ sobre los mataderos.

Frida Jonson, una editora de web en Suecia, dice que los sitios de medios sociales han fomentado una buena comunicación con los lectores comentando en el sitio de su publicación, pero también han creado “un gran problema con los trolls” (alguien que escribe un mensaje deliberadamente provocativo con la intención de causar trastornos y broncas). Jonson dice que la actividad de trolls obligó a su publicación a cerrar los comentarios en algunos de sus sitios.

Los trolls también son un problema en los Países Bajos, dice Tienke Wouda, editora de la revista de la unión de granjeros holandeses, Nieuwe Oogst. Ella sugiere que un proceso de registro donde sólo los miembros pueden comentar ha ayudado a reducir el problema. Wouda dice que las grandes titulares generalmente se publican en el sitio web de la unión, mientras que la publicación impresa ahora se enfoca en artículos de fondo.

ATL en Suecia está usando muros de pago, dice Jonson, agregando que es más justo para los lectores que siguen comprando las suscripciones impresas cuando también se cobra a espectadores en línea para ver el contenido. “Si son granjeros lo suficientemente buenos, entonces tienen recursos y están dispuestos a pagar por la información”, dice ella.

Wiese-Smith dice que Fairfax Media Group ha introducido un e-reader (lector electrónico) y ha desarrollado su sitio web de manera significativa en los dos últimos años (www.theland.com.au). En Ucrania, dice la periodista de televisión Alona Novichkova, son los periodistas agrícolas los que tienen que evolucionar para seguir el ritmo del granjero moderno. Ella está potenciando sus propias habilidades inscribiéndose en un programa agrícola de grado de nivel universitario. “Necesitamos encontrar socios de conocimiento como la universidad para seguir siendo relevantes”, dice ella. 

Los artículos en Farmer’s Weekly, una revista impresa sudafricana, están cambiando a un formato más corto de un “máximo de 250 palabras”, dice la periodista Denene Erasmus. Esto se hace en reconocimiento de los lectores que buscan sus noticias en trocitos del tamaño de bocados desde la llegada de los tuits de 140 caracteres. “Nuestros artículos también se están convirtiendo en más fotos y algunos datos para que los lectores puedan ojearlo y obtener una buena idea de lo que se está diciendo.”

Erasmus dice que su público se ha escindido en dos esferas: los granjeros comercializados y los granjeros emergentes de pequeña escala. Esto quiere decir que está cubriendo todo, desde la última información del mercado y de la tecnología hasta “cómo construir un gallinero”.

Los artículos están adquiriendo un tono más marcadamente ‘rural’ para la periodista austríaca Annette Weber. “Estamos cubriendo más temas rurales y medioambientales”, dice ella. Jonson dice que una tendencia similar está ocurriendo en Suecia. “Estamos ampliando los temas que cubrimos, son más reportajes rurales y sobre la campiña, y no exclusivamente sobre la agricultura.”

En Austria, según Weber, los medios de comunicación convencionales no reaccionan ante temas agrícolas. Para ayudar, su organización, que representa a granjeros, está haciendo esfuerzos para presionar a periodistas en los medios informativos diarios con ideas para reportajes.

“Agvocates” o defensores agrícolas (a menudo granjeros y esposas de granjeros) obtienen más tracción usando blogs y otros medios sociales para comunicar algo acerca de la agricultura a un público más amplio en los Estados Unidos, dice Jennifer Latzke de High Plains Journal. Aunque por general los agvocates no tienen ninguna capacitación formal en comunicaciones, dice ella, lo que puede ser problemático a la hora de manejar temas delicados. Latzki dice que también hay cada vez más presión de los activistas anti-agrícolas.

Básicamente los periodistas, agvocates y activistas están tratando de llegar a un consumidor que “da por hecho” que tiene alimentos, dice Latzke. “A la gente le importa más cómo se produjeron los alimentos y no que los estantes de las tiendas estén llenos.”

La agricultura sólo figura en las noticias principales en Guatemala cuando hay una crisis, dice el granjero y periodista Fredy Gustavo Cálvez. “Sólo se habla de la agricultura cuando las cosechas escasean, o hay plagas como las que están en nuestro café”, dice él. El mismo desafío existe en Nicaragua, dice Yajaira Aguirre Morales. “Sólo se preocupan por la escasez de alimentos al principio o al final de la temporada de cultivo debido a la influencia que tiene en los precios al consumo.”

En Bolivia hay muy pocas publicaciones agrícolas dedicadas, y con los medios de comunicación principales pasando por alto los temas agrícolas, Gustavo Arias dice que “es más fácil publicar en el extranjero que publicar en casa.” Señaló que muchos de sus colegas son reacios a dejar su escritorio urbano y visitar las granjas para obtener la “historia real”. “Es más fácil vender la imagen de campesinos pobres y buscar fotos en el Internet, que fueron tomadas hace 10 años, que irse a la granja y obtener una vista realista de primera mano de lo que está sucediendo”, dice él.

Los periodistas latinoamericanos señalaron que puede ser difícil obtener información con base científica de una sociedad y un gobierno altamente censurados. Generalmente, señala Morales, los “hechos” son determinados por consenso político. Ella dice que el desafío adicional al obtener un raro hecho con base científica es descifrarlo a un lenguaje común que cualquiera puede entender.”

La obtención de información fiable puede ser un desafío en Perú, dice el periodista de radio Carlos Cruz Bellodas. En su país es común que se pague a los periodistas para que asistan a las conferencias de prensa. “Sus pausas para comer, pasajes aéreos, alojamiento, está todo pagado”, dice, señalando que se siente incómodo con esta impresión de “medios de comunicación comprados”. “La gente debería estar interesada en tus noticias sin ser pagada”, dice él.

Noticias de la FIPA Diciembre de 2013

IFAJ Newsletter Sponsor BEKINA®



Plataforma de la FIPA para desarrollar el periodismo

Riitta Mustonen
Secretaria General de la FIPA
Finlandia

En la página web de la FIPA pueden verse ejemplos brillantes de lo que hacen nuestros miembros. Tanto talento, tantas nuevas ideas, formas de decir, mirar e interpretar las cosas. Tanto que aprender.

Por ejemplo, mire esas fotos maravillosas del concurso de fotografía de la FIPA: “I won’t abandon you” (no te abandonaré) de Peter Risteviski, ganador del concurso del presente año, o “Feeding time” (hora de alimentación) de Cliff Donaldson, ganador del año pasado. Lea el artículo de Caitriona Murphy “Fear that stalks our farms” (El miedo que acecha a nuestras granjas). O vea el video de Sean Murphy “Freedom of choice” (La libertad de elección). Se va a quedar impresionado.

¿Dónde más, fuera de la FIPA, podría recibir un feedback internacional por sus trabajos en el periodismo agrícola? La FIPA le proporciona una plataforma internacional y ofrece posibilidades para que todos sus miembros puedan participar en sus concursos.

Cuando haya tomado una fotografía única, escrito un artículo significativo o compuesto algo para el Internet, no dude en presentarlo para nuestros concursos. Revise lo que ha hecho este año – debe haber un trabajo que quisiera compartir con los demás. Usted recibirá feedback de un jurado internacional y contribuirá su parte en nuestro paquete de desarrollo profesional común.

Pero antes de hacerlo, váyase a la página web de la FIPA y eche un vistazo a www.ifaj.org/contests-awards para ver lo que se hizo anteriormente. Creo que aprenderá algo. Y, como mínimo, disfrutará de lo que verá y oirá.

Si tiene algunas ideas de algo más que puede hacer la FIPA para el desarrollo profesional, pedimos que contacte con su miembro en el comité ejecutivo o con un miembro de la presidencia de la FIPA. La FIPA puede ayudarnos a llegar a ser mejores periodistas agrícolas.

Un nuevo equipo para la administración de la FIPA

Después de un proceso de evaluación y entrevistas, el comité de contratación de la FIPA anunció la contratación de dos personas. El objetivo principal de los nuevos puestos en la FIPA es cumplir la estrategia de convertirse en una organización más mundial hasta 2020, que fue ratificada por la Asamblea de Delegados en el congreso en Suecia en 2012.


Las dos candidatas para los nuevos puestos son: José van Gelder para el puesto de Global Manager (Gerente Global) y Anne Kluivers para el puesto de Global Assistant (Asistente Global). Tanto José como Anne son de los Países Bajos y trabajan para Agriterra. “Que ambas sean de Agriterra conlleva una alto nivel de eficiencia para la FIPA”, escribió Markus Rediger en una carta dirigida a los ejecutivos a finales de noviembre de 2013. 

A principios de diciembre de 2013, José y Anne van a ponerse en contacto con Connie Siemes, la secretaria ejecutiva anterior, y ayudar con las preparaciones para las reuniones en Berlín en enero de 2014, en la Semana Verde. En Berlín, se tratarán los próximos pasos para el trabajo de la FIPA. Estoy seguro de que el comité de contrataciones ha hecho un buen trabajo al hacer sus selecciones, siguiéndolas con entrevistas con los candidatos en la lista de preseleccionados. 

Este nuevo equipo, junto con el trabajo duro del comité ejecutivo y de la presidencia, va a mover nuestra federación más hacia su objetivo común de ser una plataforma mundial sólida para periodistas y comunicadores agrícolas en todos los continentes.

José van Gelder: Global Manager (Gerente Global)
José participó activamente en y mostró su compromiso con nuestra federación desde que entró por primera vez en la FIPA organizando nuestra primera clase magistral en Bélgica en 2010. Desde entonces ha desarrollado programas para la FIPA, a pesar del hecho de que no era funcionaria ni delegada en aquel entonces. Este verano, José llegó a ser la miembro ejecutivo para los Países Bajos, un cargo que renunciará voluntariamente en Berlín. Además de su nuevo puesto dentro de la FIPA, José es la asesora principal de comunicaciones para Agriterra, un puesto estratégico donde ella está a cargo de todas las comunicaciones corporativas e internacionales.

Anne Kluivers: Global Assistant (Asistente Global)
Anne Kluivers trabaja actualmente como oficial de comunicaciones en Agriterra. Ella está a cargo de la organización de todos sus eventos, de toda la utilización de nuevos medios de comunicación incluyendo el desarrollo de nuevos métodos, y también coordina su grupo de voluntarios. Anne tiene sólidos antecedentes en comunicaciones y, al igual que José, habla otros idiomas más aparte del holandés e inglés. Además se especializó en comunicaciones interculturales. Anne demostró que no sólo tiene las habilidades adecuadas para el trabajo, sino que también está llena de energía y entusiasmo para convertirlo en un éxito.

Cooperación con Agriterra
Contratar a ambas miembros del personal de Agriterra significa que la FIPA logra un alto nivel de eficiencia. No sólo en cuanto a las comunicaciones entre las dos miembros del personal, sino también en cuanto a la administración. En vez de arreglar dos sueldos con todas las cuestiones relacionadas como impuestos y seguros, la FIPA concertó con el director ejecutivo de Agriterra que ambas funciones fueran "contratadas" a través de esta organización. Dado el hecho de que Agriterra es una fundación sin fines de lucro y que su misión está muy en consonancia con la FIPA, Markus Rediger concluyó que este acuerdo es un beneficio mutuo.


Exposure-4-Development – La gira 2013 en Uganda ya es historia

José van Gelder
Agriterra
Los Países Bajos

Aunque nos fuimos de África y volvimos a nuestros países (en su mayoría mucho más fríos), eso no quiere decir que Uganda haya salido de nuestras mentes.

¡Qué semana! ¡Qué buen grupo! ¡Qué país increíble! Con todos los participantes con ganas de aprender, constantemente tomando notas y fotos, tengo mucha confianza en que una vez más esta gira resultará en mucha publicidad.

Estando involucrada no sólo como ejecutiva de la FIPA, sino también como personal de Agriterra, eso es lo que queríamos lograr: Mostrar diferentes cuestiones agropecuarias en el mundo en desarrollo a los periodistas de la FIPA. Permitirles echar un vistazo más allá de las imágenes del hambre y de la pobreza en África para explorar la agricultura en un país lleno de iniciativas y oportunidades de negocio. Organizado especialmente por los propios granjeros. Una vez más tengo la impresión de que lo hayamos logrado.
 
Sin embargo, como organizadora del mencionado evento, prefiero que uno de los participantes les cuente si realmente valió la pena participar en la gira y si tienen una idea más clara de la agricultura y de los granjeros en este país milagroso.

En las próximas semanas voy a recopilar artículos de nuestra gira y subirlos a la página web de la FIPA. Espero que disfruten la lectura.

Mi impresión de la semana de E-4-D en tres palabras

Claire Muller

Suiza

Eficiencia Lo que vi y experimenté durante esta gira de 6 días me habría llevado siglos para organizar por mi cuenta. Los organizadores exactamente conocían las necesidades y las expectativas de periodistas agrícolas. Quiénes y qué optaron por mostrarnos era totalmente relevante, tales como cooperativas, granjas, personas, grupos, pero también temas: los derechos sobre la tierra, el cambio climático, microfinanzas, innovación, el mercado de la leche, etc. La diversidad de los temas elegidos realmente me ayudó a percibir más que sólo una vislumbre de la agricultura de Uganda dentro de unos pocos días.

Libertad A pesar de que el programa estaba lleno con reuniones, viajes y reportajes, nunca me sentí obligada a detenerme allí o a seguir el grupo a alguna parte. Siempre que quería, los organizadores eran flexibles para organizar conversaciones con personas, paradas para sacar fotos, etc.

Seguridad Como era mi primera vez en África, no sabía qué esperar en cuanto a la seguridad. Gracias a la buena información recibida antes del viaje, nunca me sentí en peligro durante nuestra estadía.

Los organizadores también fueron capaces de manejar un grupo de periodistas con muy diferentes naturalezas/personalidades y culturas. Fue mi primera experiencia con Agriterra/FIPA y realmente me sentí como una parte integral de la gran aventura humana.

Así que, para mí fue una semana gratificante profesional pero también humanamente. Gracias a esta semana, nunca más volveré a mirar a África de la misma manera que antes.

Por todas estas razones simplemente digo GRACIAS a todos los que participaron de lejos o de cerca en esta maravillosa semana.

Oportunidades y desafíos en Uganda

Liza Karlsson

Suecia

Durante la primera semana de noviembre, un grupo de 14 periodistas agrícolas de todo el mundo tuvo la oportunidad de explorar el ámbito de la agricultura de Uganda. Durante esa semana, organizada en cooperación entre Agriterra y FIPA, visitamos a granjeros, empresarios y organizaciones agrícolas junto con José van Gelder e Yvonne van Maanen de Agriterra y guiados por el asosor agroindustrial de Agriterra, Taco Hoekstra.

Tuvimos una excelente oportunidad para aprender más acerca de las dificultades y posibilidades sobre el desarrollo de la agricultura en Uganda. ¡Creo que vamos a ver y leer una gran cantidad de artículos de los participantes durante los meses por venir!

Durante esa semana visitamos tanto granjas lecheras como plantaciones de café y té, y aprendimos como las organizaciones de granjeros enseñan a granjeros analfabetos la forma manejar un negocio rentable. Con granjeros y representantes del CIMT y CIDI hablamos de cuestiones relativas al cambio climático y al género en la agricultura. También oímos y (algunos de nosotros) participamos en un debate sobre los desafíos en el sector financiero de Uganda, organizado por Agriterra en cooperación con la embajada holandesa. Fue una semana muy variada e interesante que proveyó un extraordinario vistazo de y educación acerca de la industria alimentaria y la vida en Uganda!

Para mí como periodista especializada en lácteos, las visitas a las granjas lecheras (tambos), así como a las cooperativas lecheras y al centro de IA fueron lo más memorable, pero a nivel personal aprendí mucho más que sólo información sobre el sector lácteo de Uganda. Como viajera entusiasta debo decir que recibí muchas más lecciones de la vida que nunca durante estos nueve días en Uganda. Llevará tiempo para entender plenamente todo lo que aprendí durante esta semana corta, pero creo que las lecciones para mi vida van mucho más allá de los ámbitos de la agricultura y del desarrollo empresarial. Estoy profundamente agradecida por la oportunidad de tomar parte en esta experiencia y conocer a toda esta gente maravillosa que conocí durante esa semana tanto en el grupo como durante nuestras visitas. ¡Gracias por llevarme a esta aventura en África, y en la vida!


Daneses y gambianos colaboran para satisfacer las necesidades de los oyentes

Per Henrik Hansen
Dinamarca

El gremio danés de la FIPA y la red de comunicadores agrícolas (NAC por sus siglas en inglés) en el país de África occidental Gambia van a colaborar en un proyecto en marzo de 2014, con el objetivo de crear una estrategia para desarrollar el periodismo agrícola allí.

Al principio, dos miembros del gremio danés y dos miembros de NAC van a hacer un viaje de investigación de cuatro días a las provincias de Gambia, para examinar la necesidad del periodismo entre los granjeros y conocer en qué medida las estaciones de radio comunitaria están haciendo programas para los granjeros.

La mayoría de los miembros de NAC viven en torno a la capital, Banjul, en la parte más occidental de Gambia. Y la mayoría trabaja para periódicos impresos en inglés, la lengua común y oficial en el país.

Sin embargo, la mayoría de los granjeros en las provincias son analfabetos y no hablan inglés. Su medio de comunicación principal son las radios comunitarias que transmiten sus programas en varios idiomas locales. Esto significa que los miembros de NAC tienen poco conocimiento de las necesidades de los granjeros y cómo las necesidades están siendo satisfechas por las emisoras. Es probable que el periodismo agrícola sea poco frecuente en las estaciones de radio, y se supone que las emisoras desearían tener más programas en este campo.

En el siguiente paso, inmediatamente después del viaje de investigación, se presentarán las conclusiones del viaje en un seminario de tres días para 30 miembros de NAC. Los oradores serán de organizaciones de granjeros, ONGs, organizaciones de la ONU como la FAO, y otros más. Ellos van a hablar de cómo el periodismo puede contribuir al desarrollo en las zonas rurales y cómo los lectores y oyentes en las ciudades pueden entender mejor la agricultura y las condiciones de los granjeros en Gambia.

Después del seminario, los participantes daneses volverán a casa, y la junta de NAC va a elaborar una estrategia nacional para el desarrollo del periodismo agrícola y para el desarrollo de su organización.

Esa colaboración se hace posible gracias a una subvención de 151.000 coronas danesas (alrededor de € 20.000) de la organización CISU. CISU administra dinero del gobierno de Dinamarca para proyectos de ONGs en países en vías de desarrollo. El dinero va para gastos como transporte, hoteles, gastos del seminario, etc. Los participantes no son remunerados, a excepción de pequeñas dietas.

Esta es la segunda vez que el gremio danés de la FIPA y NAC han colaborado. La primera vez fue hace un año, cuando dos miembros del gremio danés eran instructores voluntarios en un curso de periodismo agrícola organizado por NAC, Gambia Press Union y el gremio danés.

Más adelante queremos prepararnos y solicitar dinero para un tercer proyecto común más grande. Éste podría tratarse de entrenar y establecer una red para periodistas de base en emisoras de radio comunitaria que producen programas para los granjeros.

Leche fresca, chocolate divino y nuevas perspectivas

Steve Werblow
Estados Unidos

Con los planes de la Unión Europea para eliminar las cuotas lecheras en 2015, es probable que la industria láctea llegue a ser más mundial – y, a su vez, presente nuevos desafíos para los productores.  

Es posible que la experiencia de los productores de leche en Suiza, donde las cuotas fueron abolieron en 2009, ofrezca a los productores de la UE con una vista previa de los efectos de dejar las cuotas atrás. Para compartir esas experiencias con granjeros de todo el mundo, el gremio suizo, Schweizer Agrojurnalisten, y el centro informativo de LID Agro organizaron una conferencia y una gira láctea para el 27-29 de octubre.

Más de 50 periodistas de dos docenas de países se reunieron en Charmey, un precioso pueblo alpino en la región de Friburgo de Suiza, para el programa de tres días. 

El grupo se enteró que Charmey es más que sólo un precioso destino de esquí. Es parte de una pequeña zona donde se permite producir el queso Gruyère – y lo que es aún más único, ruedas de Gruyère alpino de alta calidad hecho a mano. Resulta que esa distinción añade un gran valor a la leche producida por los rebaños lecheros locales que pastan en los pastos alpinos hasta que las primeras nevadas los obligan a trasladarse a cotas más bajas para el invierno.

Gran parte de la discusión giró en torno a los precios de la leche y la productividad. Funcionarios del gobierno, entre ellos Bernard Lehmann y Jacques Chavaz de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza y Carlos Martín-Óvilo del mercado lácteo de la UE en Bruselas, hablaron de la política y economía de alto nivel en la abolición de las cuotas. Algunos granjeros, incluyendo a Urs Brändli de los productores suizos de leche y Fritz Glauser de la unión de agricultores suizos, ofrecieron perspectivas desde el punto de vista del productor.

El programa también rastreó los efectos de un suministro de leche cada vez más global por la cadena de procesadores. Una percepción a nivel de los compradores de procesadores grandes y pequeños fue proporcionada por Olivier Isler de Fromarte, una asociación de queseros artesanos; Philippe Bardet de la organización interprofesional del Gruyère; y Daniel Imhof y Stefan Canz de Nestlé.

Al más puro estilo de la FIPA, las visitas a las granjas eran lo más destacado del evento, permitiendo al grupo ahondar en los impactos y las cuestiones que preocupan a sus lectores. Algunos periodistas entrevistaron a un productor que vende lecha para la producción de queso Gruyère, y a otro que vende al mercado lácteo fluido – una gran oportunidad para ver las cuestiones de la cuota y del rendimiento de perspectivas muy diferentes. 

Una parada en Caves d’Alpages de la Tzintre, una casa de propiedad cooperativa para la maduración de Gruyère, ofreció una mirada a un fenómeno fascinante – es el lugar donde ruedas de queso hechas por vaqueros en chalets de montaña se encuentran con volteadores robóticos. Fue una ilustración interesante de cómo la producción artesanal puede ser manejada con herramientas modernas para enviar mayores ganancias de vuelta a la granja. 

Por supuesto, la única cosa tan suiza como el queso fino es el chocolate fino. El equipo de Nestlé en la fábrica de chocolate Cailler en Broc compartió mucho chocolate además de proporcionar información clara de sus prácticas sostenibles de abastecimiento de leche en todo el mundo.

Gracias a la generosidad de los patrocinadores de la conferencia – incluyendo la Confederación Suiza, Mercadeo de Queso de Suiza, la unión de agricultores suizos, Le Gruyère Suiza, Nestlé, productores de leche suizos, Syngenta, LID, Fromarte y la unión de agricultores de Friburgo – la inscripción y las comidas eran gratuitas para los visitantes internacionales. 

El programa funcionó como un reloj suizo, y los periodistas salieron de Suiza para regresar a sus países – desde Albania hasta Argentina y Australia – con una nueva comprensión de la evolución del mercado de la leche. Fue un ejemplo típico de la clase de oportunidades que la FIPA puede ofrecer a sus periodistas, además de haber sido una gran fuente de conocimientos e ideas para reportajes para todos los que asistieron.

Los colegas que no asistieron se perdieron los chocolates, las excelentes comidas y las conversaciones informativas. Sin embargo, hay presentaciones y otros recursos de la conferencia disponibles en línea bajo www.agrarjournalisten.ch/presstour/.

El gremio de periodistas y comunicadores agrícolas de Nueva Zelanda anuncia los galardonados

Sue Miller
Nueva Zelanda

El gremio de periodistas y comunicadores agrícolas de Nueva Zelanda recientemente presentó once premios de periodismo y uno de fotografía. Los premios fomentan y reconocen la excelencia en el periodismo agrícola.

La periodista de Radio New Zealand del programa Country Life, Susan Murray, recibió el máximo galardón para periodistas agrícolas del presente año. Ella ganó el premio supremo, el TBfree New Zealand Rongo Award que reconoce la excelencia en el periodismo agrícola, por dos programas, uno sobre una Maori Trust Farm (granja fiduciaria maorí) que era uno de los finalistas en la Ahuwhenua Maori Business Farm of the Year (empresa agrícola maorí del año) de este año, y el otro sobre la reacción al fallo de la Tribunal Ambiental de dar al Consejo Regional de Manawatu Whanganui el derecho de controlar el impacto que la agricultura puede tener en las vías fluviales de la región.

Una serie de artículos sobre el efecto de la sequía a principios del año, preparados por el equipo NZ Farmer de Fairfax Media obtuvo el segundo lugar.

Este año hubo tres nuevos premios: uno centrado en la industria láctea, patrocinado por Dairy NZ; uno en la industria de carnes rojas, patrocinado por el Alliance Group; y el tercero específicamente para periodistas de radio o televisión, patrocinado por Federated Farmers.
El ganador del DairyNZ Dairy Industry Journalism Award (premio de periodismo de la industria láctea) fue John Watson, de Country TV, por una investigación en dos partes sobre cómo Horizon Regional Council maneja el incumplimiento en el tratamiento de aguas residuales.

El ganador del Alliance Group Ltd Red Meat Industry Journalism Award (premio de periodismo de la industria de carnes rojas) fue Terry Brosnahan por una serie de artículos en Country-Wide sobre el mercado en desarrollo para la carne roja de Nueva Zelanda en China.
Julian O’Brien ganó el Federated Farmers Broadcast Journalism Award (premio de periodismo de radio/televisión) por dos episodios de Country Calendar. El otro premio patrocinado por ellos es el Rural Photography Award (premio de fotografía rural) ganado por Peter Burke por una foto que apareció en Dairy News.
Ballance Agri-Nutrients patrocina el Farm Business Writing Award (premio de redacción sobre los negocios agropecuarios), ganado este año por Jon Morgan, por dos artículos de The Dominion Post.
Tim Cronshaw de The Press ganó el AgResearch Science Writers Award (premio para escritores de ciencia de investigación agrícola), creado para mejorar los estándares de redacción científica sobre todo acerca de la agricultura de pastoreo, por segundo año consecutivo.

Este año, Carol Stiles, de Country Life de Radio New Zealand, ganó el Horticulture New Zealand Journalism Award (premio de periodismo en horticultura), creado para reconocer la excelencia en el periodismo agrícola centrado en la industria de horticultura de Nueva Zelanda.

Sarah Perriam y Tony Glynn de Rural TV ganaron el Rural Women of New Zealand Award (premio para la mujer rural), que reconoce la contribución importante que hacen las mujeres en la comunidad rural.

Aaron Smale ganó el AGMARDT Agribusiness Award (premio de la industria agropecuaria), que reconoce la información de alta calidad sobre y un análisis eficaz de la industria agropecuaria nacional y mundial entre otras, por dos artículos que aparecieron en Mana Magazine.

Rebecca Harper ganó el Beef + Lamb New Zealand News Award (premio por noticias sobre carne de vaca y de oveja), que reconoce la excelencia en el periodismo duro de noticias centrándose en cualquier aspecto de la industria de la carne de vaca y de oveja, por dos artículos para NZ Farmers Weekly.

El propio premio del gremio está diseñado para fomentar y reconocer la excelencia entre periodistas con tres o menos años de experiencia en el periodismo agrícola, el Agricultural Journalism Encouragement Award (premio de fomento de periodismo agrícola), y fue otorgado a Pamela Tipa de Rural News.

Burundi – Encabezando el Índice Global del Hambre

Jean (John) de Dieu Ininahazwe
Burundi

Burundi es un país con una de las tasas de desnutrición crónica más altas en África y en todo el mundo. De hecho, 58% de los niños menores de 5 años tienen problemas de crecimiento. Ellos están desnutridos. La prevalencia oculta disparidades que van desde el 71,2% en zonas vulnerables (Ngozi, Kirundo, Muyinga Muramvya Karuzi, Ruyigi y Makamba) al 28% en la Alcaldía de Buyumbura. Burundi también se ve enfrentado con desafíos relacionados al crecimiento demográfico, la causa de muchos conflictos por tierras.
En mi país, estos problemas de hambre y desnutrición se deben a la falta de  políticas sólidas para la seguridad alimentaria. Tenemos una tierra fértil pero dependemos el 100% de las lluvias. Por ejemplo, el año pasado tuvimos un período soleado largo hasta octubre; los granjeros no pudieron cosechar lo suficiente como se había esperado para la segunda estación 2012B (de febrero hasta julio).
Ser un periodista agrícola en este país es una tarea difícil. Seguimos abogando por cada actividad individual ante los granjeros, pero de alguna manera ninguno de ellos está escuchando. Algunos de mis colegas involucrados en los medios de comunicación políticos me siguen diciendo que no estoy haciendo nada como una lluvia en el desierto del Sáhara. Dicen: “Deberías irte a la corte ya que estudiaste derecho para ganar más. En lo que a mí respecta, no acabé en el periodismo agrícola por casualidad, sino que fue por pasión. Y sobre todo, soy un cultivador de arroz; yo sigo los pasos de mi madre. Es mi deber salvar este sector. Ahora, me alegra de que el gobierno haya aumentado el presupuesto asignado a la agricultura del 3% al 11%. Más del 90% de la población es rural y la agricultura contribuye el 34% al PIB. La agricultura es algo de debería mantener ocupados a todos los periodistas por aquí. Pero muchos pasan esta área por alto y se enfocan en incidentes políticos, temas de corrupción, asesinatos… Mi tarea como periodista agrícola es hacer reportajes relevantes para los granjeros y alertar sobre varias áreas. Este problema del hambre empezó en 2000 cuando tuvimos una sequía en la parte norte del país, también conocida como el granero de Burundi. Esa provincia solía alimentar el país, sobre todo proporcionando frijoles, bananas y sorgo.
Los responsables políticos siguen prometiendo que transformarán la agricultura de subsistencia a una agricultura comerciable. Recuerdo el foro nacional de granjeros del año pasado cuando le dije al asistente personal del Ministerio de Agricultura y Ganadería que esta transformación era imposible. “Estás loco”, respondió. Además, todavía tengo mis propias convicciones por las que estoy abogando. Simplemente no hay forma en que un gobierno pueda tener éxito en la transformación de la agricultura cuando la gente está muriendo, la hambre está perjudicando. Es tan simple, lo que hay que hacer: sostenibilidad de la agricultura y seguridad alimentaria. No se puede decir a un granjero que aumente el valor de la producción cuando no puede alimentar a su familia. En primer lugar, colaboremos para aumentar la producción para el consumo familiar y pensemos en el mercado después. 2014 es el Año Internacional de la Agricultura Familiar. Tenemos que reducir la pobreza y erradicar el hambre en Burundi y en toda África.
Insto a otros periodistas en el país a trabajar en esto durante una conferencia de donantes de Burundi vía el marco estratégico de crecimiento y lucha contra la pobreza. Estoy totalmente convencido de que la agricultura familiar va a acabar con el hambre si logramos asegurarla. Los ingleses dicen: “Roma no se construyó en un día”. La lucha contra el hambre es un proceso y nos concierne a todos. Proyectos de FIDA (Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola) están trabajando para combatir el hambre. Ellos distribuyen vacas y cabras a familias vulnerables con menos de 0,5 ha de tierras familiares. Esto ayuda a erradicar la desnutrición en niños menores de cinco años, y a generar ingresos de la leche, e incluso ofrece acceso a abono orgánico.
El gobierno tiene que desarrollar estrategias y programas relevantes para mejorar los medios de vida del pueblo de Burundi; al menos pueden comer tres veces al día en vez de una vez en dos días, promoviendo sistemas de irrigación durante el período de sequía.

The opaque transparency

Iurii Mykhailov
Ukraine

Comment on: “Journalists can help farmers deliver on transparency”, Column by Owen Roberts in the IFAJ-Newsletter August 2013

Dr. Roberts’s definition of the transparency as “being forthright, ethical and proactive about actions, issues and activities” is incorrect. Actually “transparency” means honesty, openness and intelligibility. And ethics has nothing to do at all with the transparency (to say nothing about the “proactive actions and activities”).
Is it a task for the journalist to make PR? Certainly it is not. PR promote specific products/services and, by the definition, do not provide the complete truth. A journalism must promote science and technology regardless of who developed them provided these technologies are beneficial (economically, environmentally etc.) and to uncover the information PR try to hide.

But to do this a journalist must at least understand all this. The fact that many journalists (and now farmers as bloggers, according to Dr. Roberts) are scientifically and technologically ignorant and write rubbish does not help.
In contrast to Dr. Roberts’s thesis I think that social media in fact further expand the pool of the information hogwash. Just remember the Canadian farmer Percy Schmeiser who after his lost case to “Monsanto” began to position himself as the GMO expert.

Is the ignorant public by itself able to find the correct answers to the sophisticated questions? I am quite certain that even million morons combined cannot come up with anything smart.

A journalist in such cases must be a pilot for them.

The Ag journalism is the most ungrateful profession. An Ag journalist must have a comprehensive knowledge about the wide spectrum of modern science and sophisticated technologies to not be just a repeater of someone else’s words. And at the same time Ag journalists are hugely underpaid. The low fees for their works force journalists to compensate them with a number of articles cooked. Thus less time remains for self-improvement. This is a vicious circle.

It is ironical that everybody is anxious to eat fully and safely at least three times a day but just very few are interested in an everyday rural activity. Why? Because the majority of the population (urban, in fact) consider the rural activity as extremely boring. Maybe it is time to change the rules of the Ag writers contest to award the funniest stories about the rural life.

These are the very challenges we must address as the Ag journalists and Executive members of the IFAJ. Not to be just “curious to see how transparency fits into these results, and in particular, what journalists see as the limiting factors in disseminating best practices to target audiences”, as Dr. Roberts wrote, but to take “proactive actions” to foster Ag journalists to widen their scientific and technological knowledge. Only after that Ag journalists will be able to correctly transfer the corresponding information to the ignorant society.

Gran brecha de comunicación entre científicos especializados en consumidores y tecnólogos de alimentos

Jim Evans
Agricultural Communications Documentation Center
[Centro de documentación de comunicaciones agrícolas]
Estados Unidos

Eso ayuda a explicar una tasa de fracasos de alrededor de 70-80 por ciento en la introducción de nuevos productos alimenticios, según los investigadores M. Ragona, M. Raley, S.J. Sijtsema y L.J. Frewer. Con la financiación de la Comisión Europea, llevaron a cabo una encuesta Delphi con el objetivo de identificar barreras y factores de éxito potenciales en las distintas etapas del proceso de desarrollo de la tecnología de alimentos. Las barreras identificadas por los participantes incluyeron lo siguiente:

•    Diferencias teóricas y lingüísticas entre estas disciplinas fue la barrera para la comunicación mencionada con mayor frecuencia. Por ejemplo, los científicos especializados en consumidores fueron más propensos a coincidir en que tecnólogos de alimentos tienen dificultades para interpretar la información de los consumidores, mientras que tecnólogos de alimentos fueron más propensos a coincidir que la información de los consumidores no es lo suficientemente específico para que les sirva.
•    Una comunicación inadecuada entre científicos especializados en consumidores y tecnólogos de alimentos era comúnmente considerada como una barrera para la inclusión de los datos de la ciencia del consumidor en el desarrollo de los productos.
•    Citaron que no se maneja bien cuándo (a menudo tarde) se hace que la información llegue de los científicos especializados en consumidores a los tecnólogos de alimentos cuando se están tomando decisiones clave.

Los autores sugirieron siete prioridades clave para mejorar la comunicación entre actores clave en el proceso de desarrollo de la tecnología de alimentos.
Se puede leer el documento en: ageconsearch.umn.edu/handle/151597.